Inicio Breaking News Agentes de siete países se capacitan en un curso antisecuestros en Bolivia

Agentes de siete países se capacitan en un curso antisecuestros en Bolivia

104
0
Compartir

LA PAZ.- Una treintena de agentes policiales de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela se capacitaron en un curso antisecuestros que concluyó hoy en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra (este) y que fue organizado con respaldo de la cooperación española.
Los agentes participaron desde el pasado 13 de abril en el I Curso Internacional de Antisecuestros y Antiextorsiones, promovido dentro del proyecto de cooperación internacional policial entre América Latina y la Unión Europea, Ameripol-UE, señala un comunicado del Centro de Formación de la Cooperación Española en Santa Cruz (CFCE).
El Proyecto Ameripol-UE es gestionado por la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas, de España.
A la clausura del curso asistieron el ministro boliviano de Gobierno (Interior), Hugo Moldiz, y el inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía de España y coordinador del Proyecto Ameripol-UE, Marcos Alvar, entre otras autoridades.
Los agentes participantes intercambiaron cifras, información y experiencias sobre los tipos de secuestros en sus países, con el fin de prevenirlos y describir el impacto que tienen estos delitos en la región, señala la nota del CFCE.
Para ello, cuentan con el Sistema de Intercambio de Información Policial para Ameripol (SIPA), recientemente puesto en marcha.
Según Ameripol-UE, los llamados “secuestros exprés” han aumentado en Latinoamérica en los últimos años.
Este tipo de secuestro ocurre sobre todo en áreas urbanas, es aleatorio y su objetivo es obligar a las víctimas y a sus familias a que paguen rescates inmediatos.
Tras permanecer retenida por varias horas, la víctima es liberada finalmente en un sitio fuera de la ciudad, informó el CFCE.
En el curso también se hizo hincapié en una nueva modalidad de secuestro a través de una llamada telefónica simulando la retención de un familiar próximo.