Inicio Breaking News Bolivia ya tenía en 2013 informes contra el exjefe policial vinculado al...

Bolivia ya tenía en 2013 informes contra el exjefe policial vinculado al “Chapo”

192
0
Compartir

LA PAZ.- El Gobierno reveló hoy que en 2013 y 2014 ya tenía informes financieros contra el exjefe nacional de la policía Oscar Nina, acusado de haber tenido vínculos con el narcotraficante Joaquín el “Chapo” Guzmán, pero explicó que no se actuó entonces porque se verificaban los datos sobre el general.
El ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, dio la información en una conferencia de prensa, en la que defendió que la investigación contra Nina y su familia, que poseería una fortuna de 2 millones de dólares, fue iniciada por el Ejecutivo hace cuatro años.
“Yo no creo que este caso se pueda hablar de una suerte de dilación premeditada. Yo prefiero ser más cuidadoso en eso. No tenemos elementos que nos lleven en esa dirección”, explicó Moldiz, al ser consultado sobre por qué se demoró la detención de Nina si ya en años anteriores habían informes oficiales en su contra.
Argumentó que los fiscales recibieron dos informes de una Unidad de Investigación Financiera (UIF) del Estado, uno que data de 2013 y otro fechado en mayo del 2014, pero debían ser confirmados para ver si se correspondían con la realidad.
“Yo creo que eso es lo que ha sucedido”, agregó al señalar que son los propios fiscales los que deben responder sobre los detalles de las etapas y fases que duró la investigación hasta llegar esta semana a la detención de Nina.
Justificó que los fiscales y los jueces “tienen multiplicidad de casos”, lo que provoca retrasos en la aplicación de la justicia.
Oscar Nina fue el máximo responsable de la Policía boliviana en 2010 y 2011, y su esposa y dos hijos fueron detenidos el martes en la ciudad de Santa Cruz (este) por los supuestos delitos de blanqueo de capitales y enriquecimiento ilícito.
El exjefe policial, su hijo Óscar Hugo, que también es policía, y el capitán Xavier Millán, su exedecán, fueron enviados el jueves al penal de Palmasola de Santa Cruz (este), con detención preventiva.
Según la denuncia, Nina tuvo relación en Bolivia con Jesús Alfredo Guzmán, uno de los hijos del connotado narcotraficante mexicano “Chapo” Guzmán”.
Actualmente, ambos están detenidos en su país.
Moldiz también criticó lo que consideró una “arremetida” de la “derecha internacional” desde Estados Unidos contra el Gobierno de Evo Morales, después de que el exsenador opositor Roger Pinto reiterara que en Bolivia supuestamente se protege al narcotráfico.
“Después de cuatro años, presidente (Morales), le llegó el momento de decirle al país ¿por qué se está protegiendo al narcotráfico?”, cuestionó hoy Pinto en declaraciones a medios bolivianos desde Brasil, donde vive desde el 2013 a la espera de que se resuelva una petición de refugio político.
Moldiz también dijo que al exministro Carlos Sánchez Berzaín, que radica en Estados Unidos, intentará usar el caso Nina para “echar sombras” sobre el combate el narcotráfico en Bolivia y desestabilizar al Ejecutivo de Morales.