Inicio Breaking News Defensor del Pueblo de Bolivia pide que su sucesor sea independiente

Defensor del Pueblo de Bolivia pide que su sucesor sea independiente

83
0
Compartir

El Defensor del Pueblo de Bolivia, Rolando Villena, pidió hoy que quien le suceda en el cargo sea una persona independiente y comprometida con los derechos humanos y que el Parlamento, de mayoría oficialista, no caiga en la “tentación” de elegir a alguien afín al Gobierno en su reemplazo.

Villena, cuya gestión de seis años concluirá el próximo 13 de mayo, expresó en un comunicado su esperanza de que se elija a alguien independiente y cercano a las poblaciones vulnerables.

“Ojalá la Asamblea no caiga en la tentación de elegir a una persona que responda y obedezca al partido de Gobierno o a sus jefes, ni directa ni indirectamente, ya que esto sería una aberración inadmisible que afectaría la defensa de los derechos humanos y significaría un nuevo golpe para la institucionalidad del país”, indicó.

Agregó que los ciudadanos han asumido que la Defensoría no es una institución que pueda depender del Gobierno o de los partidos políticos sino que “es una institución que pertenece al pueblo”.

Recordó que en 2003, el Gobierno del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada intentó colocar en el cargo a una persona que, según Villena, respondía a sus intereses, por lo que promovió la elección en el Congreso de Iván Zegada.

Según Villena, aquella acción “fue la que apresuró la caída del Gobierno de Sánchez de Lozada” porque “además se generó una fuerte reacción de las instituciones y de la población” que lograron la renuncia de Zegada a los 15 días de haber asumido el cargo.

Sánchez de Lozada reside en EE.UU. desde octubre de 2003, después de haber renunciado a la Presidencia en medio de una ola de protestas sociales contrarias a su proyecto para exportar gas natural al mercado estadounidense por un puerto de Chile.

Tras ser elegido en 2010 por la mayoría parlamentaria del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), Villena ha pasado de ser tachado de “oficialista” a recibir duras críticas del Gobierno por cuestionar varias de sus políticas.

El defensor boliviano ha denunciado, entre otras cuestiones, la violación de derechos de los pueblos indígenas, el incremento de la violencia contra las mujeres y la infancia, y el retroceso “general” de la democracia y los derechos humanos en el país.

El Parlamento boliviano tiene previsto aprobar esta semana la convocatoria para elegir al nuevo Defensor del Pueblo.

Villena destacó que el Legislativo trate con prioridad el nombramiento de su sucesor, aunque expresó su preocupación ante la posibilidad de que se vulnere la ley por “la excesiva premura” del Gobierno para elegir al nuevo Defensor del Pueblo.