Inicio Breaking News Dos muertos en un nuevo ataque en Mali contra un convoy de...

Dos muertos en un nuevo ataque en Mali contra un convoy de la ONU

119
0
Compartir

BAMAKO.- Dos personas han muerto en un nuevo ataque contra un convoy de la misión de la ONU en Mali (Minusma) en una zona situada a quince kilómetros de Gao, en el noreste del país.
En un comunicado la Minusma apunta hoy que el ataque fue perpetrado ayer por la tarde por dos personas que asesinaron “fríamente” a dos chóferes y después prendieron fuego a sus camiones.
Los otros miembros que iban en el convoy, integrado por civiles que se encargan de proveer a la Minusma, consiguieron escapar, aunque uno de ellos fue herido de bala.
Según el comunicado, una fuerza de intervención rápida fue inmediatamente desplegada sobre el terreno.
El ataque se produce después del atentado suicida llevado a cabo el pasado miércoles contra una base de la Minusma en Ansongo, también en la región de Gao, en el que murieron tres personas y 16 resultaron heridas.
Ayer, el grupo yihadista Al Murabitún (Almorávides), encabezado por Mojtar Belmojtar, reivindicó ese atentado y aseguró que iba dirigido contra los cascos azules nigerinos por la participación de su presidente, Mohamed Issoufou, en la marcha que tuvo lugar en Francia en enero en solidaridad con el semanario “Charlie Hebdo”.
Al Murabitún anunció en un comunicado a principio de este mes su intención de atacar a las fuerzas francesas y extranjeras en este país, pero ya en marzo reivindicó el atentado contra un restaurante en la capital maliense, Bamako, que causó cinco muertos, dos de ellos europeos.
Actualmente hay en Mali algo más de 10.300 miembros de la Minusma, de numerosas nacionalidades, además de unos 3.000 franceses, dentro de la llamada Operación Barkhane de estabilización de los países del Sahel.
La situación política en Mali es inestable desde que en 2012 el Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) y otros grupos yihadistas se hicieron con el control del norte de país, que mantuvieron durante cerca de diez meses, hasta que fueron teóricamente expulsados gracias a una intervención internacional encabezada por Francia en enero de 2013.