Inicio Breaking News EE.UU. urge a China a liberar a un abogado detenido en el...

EE.UU. urge a China a liberar a un abogado detenido en el 25 aniversario de Tiananmen

171
0
Compartir

WASHINGTON.- Estados Unidosurgió hoy a China a liberar a Pu Zhiqiang, un prominente abogado de derechos humanos chino que ha llevado casos como el del artista Ai Weiwei y detenido hace justo un año por asistir a un simposio con motivo del 25 aniversario de la matanza de Tiananmen.
El Departamento de Estado de EE.UU. recordó en un comunicado que hoy se cumple un año desde la detención de Pu, quien todavía está a la espera de un juicio.
Estados Unidos sigue profundamente preocupado porque China mantenga detenido a Pu Zhiqiang bajo acusaciones de ‘provocar tumultos’, ‘incitar al odio étnico’, ‘separatismo’ y ‘obtener ilegalmente información personal'”, dijo un portavoz del Departamento de Estado, Jeff Rathke, en la nota.
“Reiteramos nuestro llamado a China para que libere a Pu Zhiqiang y elimine todas las restricciones que pesan sobre él, además de respetar sus derechos de acuerdo con los compromisos internacionales de China en materia de derechos humanos”, subrayó Rathke.
El portavoz describió a Pu como “un valiente abogado defensor reconocido en todo el mundo por su incansable trabajo en apoyo al Estado de derecho en China”.
A Estados Unidos le preocupan especialmente los informes de que Pu no ha tenido “un acceso rápido a un abogado y a otras garantías procesales”, y de que “ha sido sometido a duras condiciones y se le ha negado el acceso a un tratamiento médico apropiado”, agregó Rathke.
La detención de Pu se produjo el 6 de mayo de 2014, tres días después de que asistiera a un simposio celebrado en Pekín sobre la masacre de 1989 -en la que murieron entre 400 y 3.000 personas- junto a activistas, profesores, abogados y familiares de víctimas de la matanza, de la que se cumplieron 25 años en junio pasado.
Pu todavía está a la espera de que se le libere o definitivamente se decida sentarle en el banquillo y, según su abogado, Mo Shaoping, será este año cuando las autoridades decidirán su destino.
De acuerdo con varios activistas chinos, las autoridades han ido cambiando los delitos de los que acusan a Pu en un intento de “construir” un crimen para condenarlo.