Inicio Breaking News El estado decomisó 21 toneladas de cocaína y destruyó 11.000 hectáreas de...

El estado decomisó 21 toneladas de cocaína y destruyó 11.000 hectáreas de coca

159
0
Compartir

LA PAZ.- Las fuerzas encargadas de la lucha antidrogas decomisaron este año 21 toneladas de cocaína y destruyeron más de 11.000 hectáreas de plantaciones ilegales de hoja de coca, informaron hoy fuentes policiales y militares.
Estos resultados fueron presentados por el comandante de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN), Mario Centellas, y el jefe del Comando Estratégico Operacional, Gonzalo Rodríguez, en un acto en la zona del Chapare (centro) al que asistió el presidente Evo Morales.
Centellas detalló que en 12.437 operaciones realizadas este año, la FELCN decomisó 21 toneladas de cocaína y 172 de marihuana.
Los agentes antidrogas también destruyeron 5.266 laboratorios de producción y purificación de cocaína, así como de reciclaje de químicos para el narcotráfico, y detuvieron a 3.267 personas supuestamente implicadas en el narcotráfico.
El jefe de la FELCN también resaltó las operaciones coordinadas con países limítrofes que se realizaron este año, “sobre todo con Perú”, con el que se puso énfasis en las acciones para frenar el llamado “puente aéreo”.
Bolivia y Perú tienen frontera en la zona andina, pero también en la Amazonía, a su vez limítrofe con Brasil, donde supuestamente funciona un puente de tráfico aéreo para las drogas, según las autoridades bolivianas.
Dentro de estas acciones, la fuerza antinarcóticos boliviana decomisó 26 aeronaves, de las que 19 tienen matrícula nacional y siete son extranjeras.
A su vez, Rodríguez precisó que el comando militar y policial a su cargo logró destruir 11.107 hectáreas de cultivos ilegales de hoja de coca en cuatro regiones bolivianas.
Perú, Colombia y Bolivia son los principales países productores de hoja de coca y de su derivado ilegal, la cocaína.
La coca tiene en Bolivia usos culturales, religiosos, medicinales e industriales, pero además una parte de los cultivos es desviada al narcotráfico para fabricar droga.
La ley antinarcóticos vigente en el país solo reconoce como legales 12.000 hectáreas de coca de Los Yungas, pero en Boliviaexisten 23.000 hectáreas, parte de ellas en el Chapare, según datos a 2013 difundidos en junio por la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito (UNODC).
Morales felicitó a las fuerzas militares y policiales por los resultados obtenidos este año e insistió en que su país obtiene mejores resultados sin la presencia de la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA).
El gobernante expulsó en 2008 a la DEA, acusándola de conspirar contra su Gobierno, y en 2013 dejó de operar en Bolivia la oficina estadounidense de asistencia en la lucha antidrogas (NAS) después de casi 40 años de labor debido al deseo del Ejecutivo boliviano de “nacionalizar” las acciones contra el narcotráfico.
Morales también ratificó sus críticas a la falta de apoyo de países consumidores de droga como Estados Unidos, al que acusó de no cumplir con su “responsabilidad compartida” en esta área y de usar la lucha contra el narcotráfico “con fines políticos”.
“Como nadie quiere cooperar (…) no vamos a estar esperando su cooperación ni su responsabilidad compartida, nosotros vamos a adquirir y vamos a dotarnos pronto con radares para que la lucha contra el narcotráfico sea mucho más efectiva”, agregó.
El mandatario, que aún preside los sindicatos de productores de coca del Chapare, también instó a los cocaleros a que respeten las áreas y cupos establecidos para la producción legal de la planta.