Inicio Breaking News El Senado aplaza otra vez el juicio a tres magistrados del Constitucional

El Senado aplaza otra vez el juicio a tres magistrados del Constitucional

173
0
Compartir

LA PAZ.- El Senado, controlado por el partido del presidente Evo Morales, aplazó hoy nuevamente el juicio para tres magistrados del Tribunal Constitucional por el supuesto delito de prevaricación y lo reprogramó para la próxima semana.
Ese órgano legislativo indicó en un comunicado que el inicio del juicio contra los jueces Ligia Velásquez, Soraida Chánez y Gualberto Cusi se aplazó para el 9 de diciembre, debido a que este último no se presentó a la audiencia programada para hoy.
El presidente del Senado, el oficialista Eugenio Rojas, dijo que la normativa impide iniciar el juicio si no están presentes todos los acusados, por lo que se ha hecho una nueva notificación para que los magistrados asistan al Congreso la siguiente semana.
Los jueces fueron suspendidos de sus cargos en julio pasado al ser acusados por el supuesto incumplimiento de deberes, resoluciones contrarias a la ley y otros delitos por dejar sin efecto la aplicación de la Ley del Notariado, con una resolución preliminar y sin emitir una sentencia al respecto.
Esto, según el Ejecutivo, creó un precedente que podía afectar la seguridad jurídica y económica del país, lo cual ha sido rechazado por los magistrados acusados.
Al contrario, la oposición denuncia que el Gobierno en realidad quiere “defenestrar” a esos jueces para reemplazarlos por otros magistrados que apoyen una eventual reforma de la Carta Magna que habilite a Morales para una reelección indefinida como presidente.
El Ejecutivo ha rechazado esta acusación y defendido la potestad del Legislativo para enjuiciar a los magistrados.
Cusi, que está internado en una clínica privada de La Paz para ser tratado por una tuberculosis crónica, declaró hoy a los medios que el proceso para enjuiciarlos no es transparente y viola sus derechos y tratados internacionales suscritos por Bolivia.
Agregó que tuvo que internarse en una clínica privada porque su seguro médico con el Estado ha sido suspendido y dijo que Morales y el vicepresidente, Álvaro García Linera, serán los responsables de lo que suceda con su salud en adelante.
“Me están matando poco a poco y ese es un atentado a la vida”, dijo el juez que, al igual que sus colegas procesados y todos los altos magistrados del país, fue elegido a fines de 2011 por voto popular en una inédita y polémica elección para cargos judiciales.
“Para mí es un aspecto secundario el tema del juicio de responsabilidades, lo que más me importa es mi vida y mi salud”, agregó Cusi, que es de la etnia aimara, como Morales.
A partir de hoy, Cusi será asesorado por la excandidata opositora a la Vicepresidencia, la abogada quechua Tomasa Yarhui.
El médico que atiende a Cusi, Fernando Urquizo, dijo a Efe que el enfermo está con un cuadro relativamente grave, “deshidratado, desnutrido y anémico” y con un cuadro de “oclusión intestinal” que le impide alimentarse, lo cual se agrava por el estrés.
Hace unos días, el Gobierno boliviano anunció que en virtud de una modificación legal el máximo castigo que puede imponer el Senado en juicios políticos a autoridades judiciales será la destitución, pero no sanciones penales, como ocurría hasta ahora.
En septiembre, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Bolivia expresó su preocupación por el juicio contra los magistrados porque “podría comprometer y afectar a la independencia judicial en el país”.