Inicio Nacionales El vicepresidente pide una revolución cultural para parar la violencia machista

El vicepresidente pide una revolución cultural para parar la violencia machista

117
0
Compartir

LA PAZ.- El vicepresidente, Álvaro García Linera, apeló hoy a una “revolución cultural” para frenar la violencia contra las mujeres en el país andino, donde se registran las tasas más altas de agresiones machistas de toda América Latina.
García Linera, quien concurre a la reelección junto al presidente Evo Morales en los comicios de octubre próximo, consideró en una entrevista con el canal privado ATB que es necesario el trabajo conjunto de las familias y las instituciones educativas para hacer frente a este problema endémico del país.
“El tema de la violencia es un problema que siempre hubo y hoy por fin lo destapamos y enfrentamos de manera sistemática, porque la violencia contra la mujer es el hecho más cobarde y delincuencial que puede cometer un varón”, aseveró.
También anunció que el Gobierno destinará recursos económicos a la construcción de centros de acogida para mujeres víctimas de maltrato y que “obligarán” a que los municipios y departamentos también lo hagan.
El Gobierno boliviano aprobó el año pasado una ley contra la violencia machista que castiga el feminicidio con 30 años de cárcel sin indulto, la pena más alta recogida en la legislación boliviana.
Sin embargo, la norma no ha tenido, a pesar de su dureza, los resultados esperados debido, entre otros factores, a que apenas se han destinado recursos a su aplicación.
Las condenas por feminicidio dictadas desde que se promulgó esa ley no alcanzan la decena, a pesar de que en lo que va de año más de 70 mujeres han sido asesinadas en el país.
García Linera aseguró este martes que se van a destinar más fondos a la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia, la unidad policial creada para atender estos casos.
Además, el vicepresidente avanzó que el buen trato familiar se convertirá en uno de los requisitos para ingresar en las academias de policía.
“Desde este año los nuevos estudiantes tanto para ascenso de tenientes, capitanes, coroneles y generales y para la selección de los que van a entrar a la universidad policial les vamos a incorporar el requisito del trato familiar”, refirió.
Durante este año varios policías y también militares han sido encarcelados como presuntos autores de malos tratos, violaciones y, en al menos un caso, de feminicidio.
Además, el máximo responsable policial de la región central de Cochabamba, Alberto Suárez, dimitió este mes en medio de una investigación por el supuesto encubrimiento de la violación, por agentes bajo su mando, de una mujer discapacitada psíquica.
Suárez también había sido denunciado varias veces por su exesposa por supuestos malos tratos físicos y psicológicos mientras estuvieron casados.