Inicio Gastronomia Gastrónomos de ocho países debatirán en La Paz sobre agricultura familiar

Gastrónomos de ocho países debatirán en La Paz sobre agricultura familiar

561
0
Compartir

LA PAZ.- Gastrónomos de ocho países, incluido el danés Claus Meyer, socio del restaurante Noma, considerado el mejor del mundo en 2014, se reunirán en La Paz la próxima semana para dialogar sobre la importancia de la producción familiar y su contribución a la gastronomía y la cultura culinaria.
Los expertos concurrirán a la tercera edición del Simposio Gastronómico “Tambo 2014”, que este año tiene el lema “Fortaleciendo la cultura gastronómica regional desde la agricultura familiar”, informó hoy en un comunicado la Fundación Melting Pot Bolivia, una de las organizadoras del evento.
En el simposio, que se efectuará entre el martes y jueves de la próxima semana, se analizarán temas como el papel de la producción familiar en la cultura alimentaria nacional y la revalorización de esos productos para la gastronomía.
También se debatirá sobre las alianzas entre la agricultura familiar y la gastronomía local, y la gastronomía y el turismo como complementos de la producción.
Además de Meyer, asistirán al encuentro el periodista español Ignacio Medina, especializado en gastronomía; el peruano Antonio Ugaz, uno de los fundadores de la Sociedad Peruana de Gastronomía (Apega), y el chef colombiano Tomás Rueda, del restaurante Donostia.
También estarán los peruanos Pedro Miguel Schiaffino y Héctor Solíz, el chileno Rodolfo Guzmán, el mexicano Jorge Vallejo, el venezolano Carlos García y el argentino Fernando Rivarola, cuyos restaurantes figuran entre los mejores 50 de Latinoamérica, en una lista presentada hace unos días por la revista británica Restaurant.
Estos expertos participarán en el simposio con conferencias, clases magistrales y demostraciones de cocina en vivo, pero además visitarán algunos proyectos promovidos por Claus Meyer en La Paz y en la ciudad vecina de El Alto.
Uno de los proyectos estrella impulsados por el danés es el restaurante Gustu, que comenzó a funcionar en 2013 en La Paz, con la consigna de impulsar una revolución en la gastronomía boliviana y este año se situó en el puesto 32 entre los mejores 50 restaurantes de América Latina.
En julio pasado, Melting Pot Bolivia también puso en marcha el proyecto Manq’a (comida en lengua aimara), con la inauguración de la primera de 14 escuelas-cafetería en una zona de El Alto, en las que jóvenes en situación de riesgo aprenden cocina y panadería y venden su producción a los vecinos del barrio.
Meyer inaugurará el lunes la segunda escuela-cafetería en otra zona alteña y asistirá a una ceremonia tradicional andina para iniciar la construcción de un tercer centro de formación.
Dentro de las actividades del simposio, Melting Pot y la organización holandesa ICCO abrirán el próximo jueves un circuito de comida callejera en La Paz, dentro del proyecto Suma Phayata, (“bien cocinado”, en aimara), cuyo objetivo es optimizar las capacidades de las mujeres que tienen ese oficio.
Por esta iniciativa, varias mujeres recibieron capacitación gratuita en aspectos como la manipulación de alimentos, higiene, atención al cliente, principios básicos de mercadeo y finanzas y administración de microempresas.
Con esto, se busca que las iniciativas de las mujeres sean sostenibles y puedan crecer “en un marco de calidad y creatividad” y, al mismo tiempo, apunta a reconocer a estas emprendedoras “como uno de los pilares de la cultura gastronómica” boliviana.