Inicio Breaking News Gobierno cifra en $600.000 ingreso por posible tasa sobre coca

Gobierno cifra en $600.000 ingreso por posible tasa sobre coca

104
0
Compartir

LA PAZ.- El responsable de la Dirección General de la Hoja de Coca e Industrialización del Gobierno, Albino Paniagua, estimó en unos 4,2 millones de bolivianos (alrededor de 600.000 dólares) la recaudación anual que obtendría el Estado si se aplica un impuesto sobre la hoja de coca, informó hoy prensa local.
Paniagua dijo, en declaraciones a radio Erbol, que este impuesto propuesto recientemente por los propios cocaleros del trópico de Cochabamba (centro) gravaría “la producción”.
Agregó que él mismo, como integrante del sector, sabe que “siempre” se cuestiona a los productores de hoja de coca que no contribuyan al Tesoro General de la Nación ni paguen impuestos y aseguró que hay predisposición y consenso entre los cocaleros para comenzar a pagar esta tasa.
En el trópico de Cochabamba, añadió, hay registrados 42.000 productores de la planta.
Esta zona cocalera es el feudo político y sindical del presidente boliviano, Evo Morales, quien todavía sigue siendo el líder de los productores de hoja de coca del Chapare, aunque él sostiene que se trata de una designación simbólica.
Los campesinos que producen hoja de coca en esta zona propusieron, en septiembre pasado, el pago de un impuesto de 5 bolivianos (0,71 centavos de dólar) por cada 50 libras (22,6 kilos) de la planta cultivadas legalmente.
La iniciativa no cuenta con el mismo consenso en la otra zona productora de hoja de coca de Bolivia, el área subtropical de Yungas, en el norte del departamento andino de La Paz.
El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, avanzó entonces que se plantea destinar el dinero recaudado con esta tasa a “fortalecer la lucha contra el narcotráfico”.
Bolivia, Perú y Colombia son los principales países productores de hoja de coca y de su derivado ilegal, la cocaína.
La planta tiene en el país andino usos culturales, medicinales, religiosos e industriales, pero una parte importante de su producción es desviada al narcotráfico.