Inicio Breaking News Gobierno espera que unos 5.000 reos se acojan a decreto de indulto

Gobierno espera que unos 5.000 reos se acojan a decreto de indulto

130
0
Compartir

LA PAZ.- El Gobierno espera que unas 5.000 personas se beneficien de la recién aprobada ampliación por un año de un decreto presidencial de indulto por razones humanitarias para varios tipos de reclusos con el propósito de aliviar el hacinamiento en las cárceles del país.
La ministra de Justicia, Sandra Gutiérrez, confió hoy, en declaraciones difundidas por la agencia estatal ABI, en que “los beneficiados sean más de 5.000”, aunque precisó que dependerá de que los interesados presenten la documentación requerida “a tiempo, y no a última hora”.
Gutiérrez indicó que junto al director del Servicio de Defensa Pública, David Tezanos, está recorriendo las cárceles para dar a conocer el contenido del decreto de indulto y los requisitos para acceder al mismo.
El decreto fue ampliado la semana pasada por la Asamblea Legislativa de Bolivia por el plazo de un año, y beneficiará a los menores de 28 años, varones a partir de los 58 años y mujeres de 55 en adelante que hayan cumplido una cuarta parte de su condena.
A la medida también podrán acogerse los reos que tengan bajo su cuidado exclusivo a uno o más hijos menores de 12 años con los que convivan en el penal donde cumplen su sentencia, a mujeres embarazadas con al menos seis meses de gestación y a discapacitados.
En todos esos casos, también es necesario que los reclusos hayan purgado la cuarta parte de su sentencia.
Los enfermos terminales saldrán libres con el indulto sin que se les exija cumplir parte de su condena, en tanto que los que estén enfermos de gravedad podrán hacerlo siempre que requieran atención especial y hayan cumplido una cuarta parte de la pena.
Entre otros, también podrán beneficiarse los detenidos por narcotráfico si su condena es mínima y cumplieron una cuarta parte de la misma, pero siempre y cuando no sean “mutireincidentes”.
Por contra, no podrán acogerse a la medida de gracia los condenados por asesinato, feminicidio, traición a la patria, genocidio, terrorismo, parricidio, espionaje, corrupción, tráfico y trata de personas, delitos contra la libertad sexual, contrabando, robo agravado y quienes tengan una condena de más de diez años por narcotráfico.
El hacinamiento en las cárceles, causado en parte por la crónica lentitud del sistema judicial boliviano, ha provocado en los últimos meses enfrentamientos y motines que se saldaron con muertos.
En septiembre pasado murieron cuatro reos en un choque entre grupos rivales en una cárcel de la ciudad de Cochabamba (centro) y en agosto de 2013, 35 personas fallecieron también en un violento enfrentamiento en un penal de Santa Cruz (este).
El Gobierno del presidente Evo Morales ya decretó en 2012 y 2013 dos indultos masivos para presos con delitos menores, de los que se han beneficiados varios extranjeros.