Inicio Breaking News Hija de bolivianos que triunfó en MasterChef Argentina visita a Evo Morales

Hija de bolivianos que triunfó en MasterChef Argentina visita a Evo Morales

342
0
Compartir
El presidente de Bolivia, Evo Morales (i), habla con la hija de bolivianos que triunfó en la versión argentina del programa gastronómico MasterChef, Elba Rodríguez, durante una reunión este jueves 7 de agosto de 2014, en el Palacio de Gobierno en La Paz (Bolivia). EFE

Elba Rodríguez, la hija de bolivianos que triunfó en la versión argentina del programa gastronómico MasterChef, se reunió hoy en La Paz con el presidente Evo Morales, quien le regaló una figura de la líder indígena Bartolina Sisa.
“Estoy emocionada porque es la primera vez que viajo a Bolivia. Es muy fuerte conocer al presidente, estar en Bolivia, saber un poco más de dónde vienen mis padres”, dijo Rodríguez a los medios tras su encuentro con Morales en el Palacio de Gobierno de La Paz.
“El hecho de haber reconocido las raíces que uno tiene a veces cuesta a las personas, yo lo llevé en mí como algo que me enorgullece como persona saber de dónde es mi familia, todo lo que me transmitieron, de dónde vienen”, añadió.
Antes de reunirse con la joven, Morales dijo escuetamente que “es una satisfacción, un honor recibirla y un orgullo para los bolivianos” el que haya ganado el concurso.
Rodríguez, una estudiante de enfermería de 23 años, ganó la primera edición de MasterChef Argentina que se emitió entre abril y julio pasado por el canal de televisión Telefé.
La muchacha, nacida en Argentina, es hija de emigrantes bolivianos y vive en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora.
La historia de la joven tuvo repercusión en Bolivia después de que recibiera elogios del jurado en uno de los episodios del programa en los que cocinó una sopa de maní (cacahuate), típica de la gastronomía boliviana.
Precisamente, Rodríguez dialogó con Morales sobre aquella experiencia, sobre “el impacto que tuvo cocinar una sopa de maní” y los nervios que sintió antes de escuchar el veredicto respecto al platillo.
“Yo tenía mucho miedo, decía que capaz no les iba a gustar (a los jueces). Y cuando la probaron, les gustó. Era un plato que no solamente contenía muchos sabores, sino que también estaba cargado de muchas emociones que venían por parte de mi mamá y mi familia, toda una historia que se reflejó en el programa”, señaló.
Según Rodríguez, ahora la sopa de maní boliviana se ha vuelto famosa en Argentina y también ha despertado en varios el deseo de conocer Bolivia.
Ella misma cumplió un sueño al visitar por primera vez la tierra de sus padres, un humilde albañil nacido en el pueblo de Sacaba, en la región central de Cochabamba, y una ama de casa, procedente del mismo departamento, pero de la localidad de Tiquipaya.
“Yo siempre veía Bolivia en la tele, mi mamá me explicaba cómo era. Ahora lo conozco, lo vivo en carne propia y me encanta y sé que voy a volver porque tienen muchas cosas lindas y yo quiero disfrutarlas”, sostuvo.
Rodríguez espera volver a Bolivia en otra oportunidad y traer a sus padres, que hace años que no visitan su patria.
“Mi mamá, desde los 19 años que fue a Argentina nunca volvió acá y ya tiene 50 y pico, así que imagínense qué ganas tiene ella de venir”, comentó la muchacha y añadió que le gustaría conocer a unos tíos parientes de su padre que viven en Sacaba, quienes son la única familia que le queda en este país.
Además del título de “Masterchef”, Rodríguez ganó un premio de más de 30.000 dólares, la edición de un libro de recetas de su autoría y una beca de un año en la Escuela Profesional de Artes Culinarias Mausi Sebess.
La muchacha aseguró que en su libro incluirá “muchas recetas típicas” de Bolivia porque le encanta esa comida.
Agradeció al mandatario, quien fue “muy cordial” y a toda la gente que le recibió con “cariño” desde que pisó suelo boliviano.