Inicio Breaking News Joven hispana alerta sobre automedicación tras sufrir heridas que cambiara su vida

Joven hispana alerta sobre automedicación tras sufrir heridas que cambiara su vida

240
0
Compartir
Joven hispana alerta sobre automedicación tras sufrir graves heridas Laura Corona (izq.), explica a Efe como su hija Yaasmeen Castaneda, de 19 años, perdió un ojo y sufrió graves quemaduras por una reacción alérgica tras tomar un antibiótico. EFE

Los Ángeles, 14 jul (EFEUSA).- Tras dos meses de operaciones y momentos de desesperación al borde de la muerte, una joven hispana se recupera de las graves heridas sufridas a finales del pasado año por tomar un medicamento que no había sido recetado para ella.
Yaasmeen Castaneda, de 19 años, perdió un ojo y sufrió graves quemaduras por una reacción alérgica tras tomar un antibiótico, y ahora la familia pide que el percance que sufrió esta joven sirva como ejemplo de lo que puede pasar cuando una persona decide automedicarse.
“Ella me preguntó que si alguien se había muerto de este síndrome y yo le dije que no porque no la quería asustar. En el hospital habían tenido tres casos de esos y dos se murieron y ella es la que sobrevivió”, dijo a EFE Laura Corona, madre de Yaasmeen.
La pesadilla de la familia Castanada comenzó el Día de Acción de Gracias del año pasado cuando la joven de 19 años se sintió enferma. Yaasmeen recuerda que tenía dolor de garganta y un poco de resfriado.
Una amiga le compartió un antibiótico que le habían recetado para un padecimiento parecido. Ella tomó la píldora que la puso al borde de la muerte y cambió toda su vida.
“Pensé que me van a dar medicina y me voy a la casa”, pero no paso así. Empecé a tener ampollas en todo mi cuerpo y después no recuerdo lo que paso después”, advierte Yaasmeen.
Doce horas después de tomarse el antibiótico, la joven tenía quemados los labios y empezó a sentir que la misma sensación se expandía por todo su cuerpo.
En la sala de emergencia la hispana fue diagnosticada con el Síndrome de Stevens Johnson, un problema del sistema inmune, que se puede presentar como una severa reacción alérgica a un medicamento.
“El paciente no puede ni siquiera tomar agua, porque la garganta, si uno pudiera mirar por dentro, todo está llena de ronchas y de llagas”, explicó la doctora Daisy Dood, Especialista en Enfermedades Infecciosas.
En menos de tres días la condición de Yaasmeen empeoró y tuvo que ser trasladada a la Unidad de Quemados del Hospital de Irvine, pues el cuerpo de la joven se quemó por dentro y por fuera.
“En ciertos puntos quería rendirme pero mi mamá me motivaba para que no me rindiera”, recuerda.
Según cifras oficiales, la mortalidad para los que sufren de síndrome de Stevens-Johnson puede ser de hasta un 25% en los adultos.
La practica de automedicarse es común en la comunidad latina en el Sur de California.
“Tenemos mucha tendencia a la automedicación, cosa inapropiada, porque quizás usted no tenga la misma condición que otro al que la medicina sí le resultó”, advirtió la doctora Dood.
Después de dos meses en el hospital y de varias cirugías para removerle la piel quemada, Yaasmeen está tratando de rehacer su vida.
Tras una intervención quirúrgica hace unas semanas la joven logró recuperar su voz, y en ese momento decidió contar su historia para prevenir a la comunidad.
“Estoy satisfecha de poder ayudar a alguien, que mi historia toque a muchas personas, y que les llegue y que se puedan identificar”, explicó la joven.
Corona, madre de Yaasmeen, se unió al llamamiento y aseguró que el ahorro de dinero por no ir a una consulta médica se puede convertir en una deuda imposible de pagar.
Aunque Yaasmeen está amparada por los beneficios de salud de Medical, la cuenta ya supera el millón de dólares. Además, la madre tuvo que dejar de trabajar para cuidar a su hija y su nieta.
La joven perdió totalmente la visión del ojo derecho y debe someterse a varias cirugías para salvar su ojo izquierdo. Pese que aún no logra recuperar su fortaleza física, Yaasmeen desea regresar a la universidad.
Aunque ya no se convertirá en ingeniera, ella quiere que le den la oportunidad de estudiar y convertirse en maestra de matemáticas para trabajar en la secundaría donde ella estudio. No obstante la situación económica de la familia hispana podría detener los sueños de la joven.
“A veces pienso y me pregunto por qué me pasó a mí ? Pero estoy agradecida porque tengo razones para vivir, todo el mundo las tiene, y mi hija fue mi motivación para seguir peleando. No quería rendirme y no quería renunciar a ella”, aseguró Yaasmeen.