Inicio Nacionales La defensoría boliviana denuncia ante la CIDH el caso de un militar...

La defensoría boliviana denuncia ante la CIDH el caso de un militar detenido por una protesta

318
0
Compartir

LA PAZ.- La Defensoría del Pueblo de Bolivia denunció ante la CIDH el caso de un militar preso desde mayo pasado, acusado de sedición por liderar una protesta de soldados de rangos bajos que exigían que se acabe con los tratos discriminatorios en las Fuerzas Armadas, informó hoy esa institución.
El Defensor del Pueblo, Rolando Villena, presentó la semana pasada una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para pedir que el Estado boliviano garantice “un debido proceso y un juicio justo” al suboficial Johnny Gil, señaló la Defensoría en un comunicado.
Villena también reclamó que la justicia militar deje sin efecto la detención preventiva del suboficial y se le otorguen “medidas cautelares” dentro del proceso judicial abierto en su contra.
“Este pedido a la CIDH responde a que vemos con mucha preocupación una acción institucional de las Fuerzas Armadas que busca y tiende al castigo a la protesta, al escarmiento a quienes se atreven a plantear una demanda, en lugar de hacer y dar justicia, de priorizar y respetar el debido proceso”, indicó el funcionario.
Gil fue uno de los suboficiales que lideró en abril pasado las protestas de más de un millar de militares de bajo rango que reclamaron en las calles reformas en las Fuerzas Armadas.
Los uniformados de baja graduación exigieron un mejor trato en la entidad y denunciaron que son objeto de discriminación y racismo en el seguro médico, los alimentos, las viviendas y la educación que reciben en las Fuerzas Armadas.
Las Fuerzas Armadas destituyeron entonces a más de 700 militares, acusándoles de “sedición, motín, realizar acción política y atentar contra la dignidad y el honor” de la institución, si bien la mayoría fue reincorporada progresivamente cuando cesó el conflicto.
El alto mando militar rechazó las denuncias del sector movilizado pero aceptó dialogar con este, tras dos semanas de protestas.