Inicio Deportes La selección aprende de los errores pero necesita un plan para no...

La selección aprende de los errores pero necesita un plan para no volver a defraudar

156
0
Compartir

LA PAZ.- La selección de fútbol tuvo un rostro distinto en los amistosos contra la sub’21 de Brasil y el equipo nacional chileno, mostrando una mejoría entre un encuentro y otro, aunque requiere un plan a largo plazo para no volver a defraudar en los compromisos internacionales que vienen en 2015.
La caída por 3-1 ante el equipo olímpico brasileño el pasado viernes en Cuiabá daba a pensar que sería más de lo mismo, que la Verde volvería una vez más con el peso de la derrota en las maletas tras jugar fuera de casa.
Sin embargo, la fisonomía del equipo, al mando interino del boliviano Mauricio Soria, pareció cambiar por completo en el partido disputado el martes ante la selección chilena, a la que hizo sufrir a domicilio para acabar con un agónico empate 2-2.
La victoria pudo ser para los bolivianos que, a diferencia de lo ocurrido en Brasil, exhibieron un juego ordenado, tanto en la defensa como en ataque, sorprendiendo no sólo a sus rivales, sino también a la prensa deportiva e hinchada local, acostumbradas al fracaso de la Verde.
En declaraciones a Efe, el periodista deportivo Grover Echavarría consideró que una muestra del buen fútbol de los jugadores bolivianos ante Chile fue que la Verde marcó dos goles fuera de casa “después de mucho tiempo”.
“Ha sido una mejora notable la que ha experimentado el equipo de un partido a otro. Quienes seguimos muy de cerca las actuaciones de la selección consideramos que, incluso en los dos últimos años, no habíamos visto a una selección jugando fuera de casa como lo hizo en este partido”, sostuvo Echavarría.
El rendimiento de los jugadores ante la Roja dio la impresión de que Soria “es un magnífico motivador”, lo que “abre la expectativa de poder ver a una selección boliviana con esas características en el futuro”, añadió.
Para el periodista Juan Carlos Costas, el partido ante la sub’21 brasileña fue una especie de “preparación”, si bien opinó que en el segundo tiempo de ese encuentro la Verde jugó “mucho mejor”.
“Creo que la selección puede ofrecer buenas posibilidades si vemos la entrega y la actitud que hemos visto anoche”, añadió.
Costas destacó la labor de los jugadores que se estrenaron en la Verde, como el sueco-boliviano Martín Smedberg-Dalence, del IFK Goteborg de Suecia, y el delantero del O’Higgins chileno el argentino-boliviano Damián Lizio, que salvó el honor del equipo en Brasil con un gol.
Para Echavarría, en el primer partido apenas sobresalió Lizio, pero el desempeño del equipo “fue muy pobre”, mientras que ante Chile, “hubo figuras indiscutibles”, como el arquero Romel Quiñónez, el capitán Ronald Raldes y el goleador Carlos Saucedo, del Saprissa costarricense, que supo aprovechar las oportunidades que surgieron.
Viendo el rendimiento en ambos partidos, los periodistas consultados por Efe coincidieron en que es necesario dar oportunidades a la sangre joven para lograr la añorada renovación en la selección boliviana.
También consideraron que Soria podría ser una buena opción para dirigir oficialmente al equipo, al haber conseguido un “buen espíritu” y “confianza” en el grupo.
Bolivia concluyó en el penúltimo lugar las pasadas eliminatorias sudamericanas con 12 puntos en 16 partidos y no se clasifica a un Mundial desde su asistencia en 1994 al de EE.UU.
En los dos amistosos anteriores, la Verde, al mando interino del entrenador español Xabier Azkargorta, cayó por 4-0 ante Ecuador y por 0-1 ante México.
Con todo, Bolivia debe mantener los pies sobre la tierra y no dejarse encandilar por lo logrado en el partido del martes.
“No nos ilusionemos con un buen partido y creamos que ya el repunte se registra”, advirtió Echavarría y señaló que el equipo ha tenido “algunas buenas actuaciones” que luego quedaron ensombrecidas por posteriores derrotas.
Recordó el empate 1-1 con Argentina al inicio de la Copa América disputada en ese país en 2011, certamen del que Bolivia quedó al margen en primera ronda tras caer con Costa Rica (2-0) y Colombia (2-0).
“Son muy esporádicos estos rendimientos que acusa la selección, altas especiales frente a equipos muy capacitados donde parece que los nuestros redoblan esfuerzos, pero eso no es suficiente”, afirmó.
A su juicio, es necesario establecer un plan de trabajo sostenido, que incluya al menos dos prácticas mensuales y no solamente la concentración en vísperas de los partidos, para afrontar el próximo año la Copa América que se disputará en Chile y las eliminatorias mundialistas sudamericanas.