Inicio Breaking News Magistrado comparece en silla de ruedas ante el tribunal parlamentario

Magistrado comparece en silla de ruedas ante el tribunal parlamentario

112
0
Compartir

LA PAZ.- El magistrado indígena, Gualberto Cusi, enfermo con tuberculosis, compareció hoy en silla de ruedas ante el tribunal instalado en el Senado para enjuiciar a este juez y a dos de sus colegas por supuesta prevaricación.
Cusi, que está ingresado en un hospital desde la semana pasada, llegó en ambulancia hasta la sede del Parlamento en La Paz y logró ingresar a la sala de sesiones de la Cámara alta con ayuda de sus abogados y de los policías que custodian el edificio.
“Vengo en paz, vengo en busca de justicia (…) Que se nos permita ejercer el derecho a la defensa de forma amplia, respetando los derechos y las garantías”, afirmó el magistrado del Tribunal Constitucional (TC) en su comparecencia en el Senado, de mayoría oficialista.
El Gobierno ha acusado a Cusi y a las magistradas Ligia Velásquez y Soraida Chánez de dejar en suspenso una ley de notarías sin haber emitido previamente una sentencia como exige la normativa vigente, lo cual creó un precedente que podía afectar la seguridad jurídica y económica del país, según las autoridades.
Los tres jueces, elegidos por voto popular en la primera elección judicial celebrada en 2011, fueron suspendidos de sus cargos por el Parlamento, donde ahora se les enjuicia por los supuestos delitos de “resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, prevaricato e incumplimiento de deberes”.
La oposición sostiene que el Gobierno, a través del Congreso, impulsa el proceso para colocar en lugar de los magistrados suspendidos a otros que en el futuro respalden la posibilidad de habilitar al presidente Morales para una reelección indefinida, acusación que ha rechazado el Ejecutivo.
En la primera audiencia del juicio, celebrada el martes, Cusi fue declarado “rebelde” por el tribunal parlamentario, que ordenó la detención del magistrado por no haberse presentado.
El magistrado lamentó hoy que algunos parlamentarios oficialistas y autoridades del Ejecutivo le llamen “mentiroso” y pongan en duda que su estado de salud es delicado.
Añadió que por ello decidió comparecer hoy ante los senadores para que puedan “valorar” la situación en que se encuentra.
“Si dudan de mi estado de salud, ahí está el expediente (…) ¿Por qué no leen, por qué no se convencen? Creo que a veces simplemente (hay) la intención de dañar, de desprestigiar”, dijo.
Señaló que le causa “dolor” el hecho de que se acuse de esta forma a un indígena durante el Gobierno de “un presidente indígena”.
“Es funesto este antecedente. No sé con qué conciencia ustedes se sienten. Es funesto, es peor que en las épocas de la colonia. Para mí, los 500 años no han terminado”, añadió.
Cusi, que estuvo en el Parlamento durante dos horas y media, en las que recibió oxígeno y suero, pidió la suspensión del proceso para ser examinado por un médico forense.
El Senado aceptó reanudar la audiencia este viernes y emplazó a la defensa del magistrado a presentar el mismo día un informe médico del hospital donde está internado.