Inicio Breaking News Ordenan detener a un magistrado enfermo por no presentarse a la primera...

Ordenan detener a un magistrado enfermo por no presentarse a la primera audiencia

117
0
Compartir

LA PAZ.- El tribunal instalado en el Senado del país para juzgar a tres magistrados por supuesta prevaricación ordenó hoy detener a uno de ellos por no haberse presentado a la primera audiencia, aunque este se encuentra ingresado en una clínica por una tuberculosis.
Los senadores emitieron una resolución en la que declaran “rebelde” al magistrado del Tribunal Constitucional Gualberto Cusi, indígena aimara, y ordenaron su detención por no haber justificado por escrito su inasistencia a la audiencia instalada en la Cámara alta, de mayoría oficialista, indicaron fuentes del Legislativo.
El tribunal también dispuso el arraigo (prohibición de salir del país) de Cusi y la publicación de sus datos y señas personales en un medio de comunicación para su búsqueda y detención, según la agencia estatal ABI.
Cusi no compareció ante el tribunal parlamentario porque se encuentra “muy delicado de salud”, explicó a Efe una de las abogadas defensoras del magistrado, la indígena quechua y opositora Tomasa Yarhui.
Añadió que el Senado aprobó la resolución “con una maniobra increíble”, pese a que el estado de salud del juez es conocido públicamente.
Según la abogada, la decisión es “inconstitucional” porque vulnera varios derechos constitucionales de Cusi.
Cusi y las magistradas Ligia Velásquez y Soraida Chánez fueron acusados por el Ejecutivo por el supuesto incumplimiento de deberes, resoluciones contrarias a la ley y otros delitos por dejar sin efecto la aplicación de la Ley del Notariado, con una resolución preliminar y sin emitir una sentencia al respecto.
Esto, según el Gobierno, creó un precedente que podía afectar la seguridad jurídica y económica del país, lo cual ha sido rechazado por los magistrados acusados.
Al contrario, la oposición denuncia que el Gobierno en realidad quiere echar a esos jueces, elegidos por voto popular en la primera elección judicial celebrada en 2011, para reemplazarlos por otros magistrados que apoyen una eventual reforma de la Carta Magna que habilite al presidente Evo Morales para una reelección indefinida.
El Ejecutivo ha rechazado esta acusación y defiende la potestad del Legislativo para enjuiciar a los magistrados.
La audiencia se aplazó por tercera vez la semana pasada porque Cusi ya estaba internado en una clínica privada para tratarse una tuberculosis crónica.
El diputado oficialista Juan Carlos Cejas, representante del Ministerio Público en el proceso, señaló que la defensa de Cusi no presentó “ningún documento médico” que justifique su ausencia, por lo que se pidió que se le declare “rebelde” y se le detenga.
Yarhui indicó que en esta ocasión no pudieron tramitar una nueva certificación médica porque Cusi fue trasladado recientemente a un hospital público, cuyos trabajadores cumplen una huelga de 24 horas.
Agregó que, por norma, la defensa del magistrado tenía un margen de tiempo para presentar el certificado, pero el Senado apuró la aprobación de la resolución.
Por ello, la abogada opinó que se trata de “un proceso político” y de “un juicio injusto” con el que se busca destituir a los magistrados.
La audiencia continuará mañana.