Inicio Breaking News Polémica en el estado por una supuesta censura a escritores cubanos disidentes

Polémica en el estado por una supuesta censura a escritores cubanos disidentes

135
0
Compartir

LA PAZ.- La organización del Festival Literario Internacional Santa Cruz de las Letras, en el estado, negó hoy haber recibido órdenes del Gobierno para impedir una conferencia de los autores cubanos disidentes Wendy Guerra y William Navarrete, quienes denunciaron en un medio español que su charla fue censurada.
“No ha habido ninguna injerencia ni llamadas del Gobierno respecto a este tema, eso es totalmente falso”, afirmó a Efe Homero Carvalho, presidente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (BCB), una de las instituciones auspiciadoras del festival celebrado la pasada semana en la ciudad de Santa Cruz (este).
Guerra y Navarrete narraron en un blog en la edición digital del diario español El Mundo que “nunca ocurrió” su conferencia prevista para la jornada final del festival y titulada “Cuba por dentro y por fuera” porque “un funcionario de la Fundación Cultural del BCB, también escritor local, recibió órdenes del Gobierno de Evo Morales de evitar a toda costa nuestra tribuna”.
Según Carvalho, también escritor, la denuncia de los autores cubanos “es una especulación gratuita”.
También consideró “lamentable” que Guerra y Navarrete no hayan dicho “que ellos sí participaron en sus respectivas mesas de debate”, tal y como estaba previsto.
El presidente de la Fundación del BCB explicó que en sus intervenciones previas, los autores cubanos hicieron “constante y evidente” oposición política al régimen de la isla caribeña, por lo que “los organizadores les hicieron notar la incomodidad del público por sus constantes referencias” a un tema que trascendía lo literario.
A raíz de lo anterior, prosiguió Carvalho, los organizadores dijeron a Wendy Guerra y William Navarrete que el tema de su conferencia “estaba fuera” del contexto literario, lo cual “podía generar alguna molestia”, aunque “la libertad de suspender o no la conferencia era de ellos”.
“En ningún momento se les coartó la libertad de expresión. Ellos decidieron suspenderla”, agregó Carvalho, quien por su parte acusó a los escritores de tener una nota preparada de antemano “para hacer escándalo de este tema”.
La Asociación Nacional de la Prensa (ANP), que agrupa a los dueños y directores de varios medios escritos de Bolivia, también se hizo eco de esta polémica a través de su Unidad de Monitoreo y Vigilancia de la Libertad de Prensa y Expresión en Bolivia.
El órgano periodístico recogió y difundió en un comunicado la denuncia de los escritores disidentes, así como la opinión de algunos de los autores presentes en el festival.
Entre ellos cita al autor boliviano Edmundo Paz Soldán, quien declaró a la ANP que Guerra y Navarrete “debieron haber dado su conferencia sin que se les hiciera sentir ningún tipo de observación acerca de su posible contenido” y sostuvo, según la nota, que fue evidente que hubo presión gubernamental”.
El presidente boliviano, Evo Morales, es un declarado admirador del dictador cubano Fidel Castro y de su hermano Raúl, actual mandatario del país caribeño.
El festival literario cruceño reunió, en su primera edición, a más de 30 escritores iberoamericanos y estuvo organizado por la privada Asociación Pro Arte y Cultura, la Cámara Departamental del Libro, el Centro de la Cultura Plurinacional de Santa Cruz y el Ministerio de Culturas boliviano.