Inicio Breaking News Presidente Morales cree que la violencia machista no aumentó sino que ahora...

Presidente Morales cree que la violencia machista no aumentó sino que ahora se denuncia

73
0
Compartir

LA PAZ.- El presidente, Evo Morales, descartó hoy que la violencia machista haya aumentado en su país y atribuyó el incremento del número de feminicidios y agresiones en los últimos meses a que estos casos antes no trascendían y ahora sí son denunciados.
En un discurso ante escolares de la ciudad amazónica de Cobija, Morales se refirió a este asunto al animar a las niñas a que se esfuercen en sus estudios para poder ser económicamente independientes.
“Estos días, con mucha preocupación, escuchamos (casos de) feminicidio, una mujer agredida, asesinada por su pareja… No es que no había (violencia machista), había siempre, pero ahora recomendamos a las mujeres (que) denuncien, (que) no oculten, están denunciando ahora”, aseveró el mandatario.
Se mostró convencido de que la violencia contra las mujeres “está bajando”, pero “aparece en los medios cada día” porque “ahora la mujer se rebela y está denunciando”.
Bolivia es el país latinoamericano con mayores niveles de violencia física hacia las mujeres y el segundo, después de Haití, en violencia sexual, según datos de ONU Mujeres.
El gobernante aludió este viernes a mujeres a las que ve soportar la infidelidad de sus maridos pero que no se separan porque no podrían mantenerse económicamente.
“Como está sometida económicamente al marido tiene que soportar todo, hasta agresiones físicas, psicológicas, infidelidades. Pero si esa compañera está segura de que va a vivir sola mejor, todavía, puede fácilmente separarse (…). El marido sabe que en cualquier momento le puede abandonar y va a haber más respeto del marido hacia la mujer”, sostuvo el gobernante.
Morales, que tiene dos hijos de diferentes relaciones pero nunca se ha casado, reconoció que “tal vez no tenga mucha autoridad moral para hablar del matrimonio”, aunque aseguró que le duele que “las compañeras sean agredidas físicamente, psicológicamente y hasta asesinadas”.
“Y eso (lo) tenemos que eliminar, es una obligación de todas y todos debatir este tema”, agregó.
El Gobierno de Bolivia promulgó el año pasado una ley para enfrentar la violencia machista que castiga el feminicidio con 30 años de cárcel sin opción a indulto, la mayor pena de la legislación boliviana.
Sin embargo, la normativa no ha dado los resultados esperados y la violencia contra las mujeres, lejos de reducirse, se ha incrementado a lo largo del 2014.
Según el Centro de Información de la Mujer (Cidem), de enero a octubre de este año hubo 169 mujeres que murieron violentamente en el país. De ellas 103 fueron víctimas de feminicidios, considerados como el asesinato de una mujer por su condición de mujer, 64 fueron casos de inseguridad ciudadana y dos suicidios.
En ese mismo periodo, según el Cidem, las sentencias dictadas por feminicidio fueron ocho.