Inicio Breaking News Presidente Morales dice en Roma que Bolivia ya no es “un país...

Presidente Morales dice en Roma que Bolivia ya no es “un país mendigo”

163
0
Compartir

ROMA.- El presidente, Evo Morales, repasó hoy su gestión al frente de su país, que recordó ya no es considerado como “un país mendigo y malmirado” en la región sino que en la actualidad presta dinero a “tres países latinoamericanos”.
Morales impartió una lección magistral en el Aula Magna de la universidad romana de La Sapienza bajo el título “Solidaridad, complementariedad y autodeterminación de los pueblos”.
Bolivia era un país mendigo y malmirado que ahora presta plata a tres países latinoamericanos. Como gobierno hemos cumplido”, señaló el presidente boliviano.
Morales hizo un recorrido de su papel como presidente de Bolivia y de cómo consiguió agrupar a los sindicatos de este país para afianzar “una unidad sindical” que derivó en una “unidad electoral” capaz de lograr el poder.
En aquel recorrido tuvo que enfrentarse a lo que calificó de “primer problema”, la embajada de Estados Unidos.
A pesar de los ataques que, según afirmó, recibió de Washington, que, insistió, le consideraba “el Bin Laden andino”, se convirtió en 2006 en el primer indígena en llegar al poder en Bolivia.
La “amenaza constante de los Estados Unidos” sobre la caída de la inversión internacional en Bolivia en caso de que Morales, indígena de la etnia aimara, cumpliera sus propósitos consiguió asustarle en un principio, dijo, hasta que se puso en contacto con otros líderes del área como los entonces presidentes de Cuba, Fidel Castro, o Venezuela, Hugo Chávez, que le tranquilizaron.
Dos mandatos después y recientemente reelegido en el cargo por tercera vez, Morales se mostró orgulloso al repasar algunos de los hitos de su gestión, como la lucha contra la pobreza extrema o la nacionalización de los recursos naturales para “liberarse” de las presiones de los organismos internacionales.
La Constitución boliviana limita con efecto retroactivo a dos mandatos consecutivos la permanencia en la Presidencia, pero el Tribunal Constitucional avaló la candidatura de Morales con el argumento de que su primer gobierno no cuenta porque tuvo lugar antes de la refundación en 2009 de Bolivia como “Estado Plurinacional”.
En una sala abarrotada de estudiantes y ante la presencia de los embajadores de Ecuador, Argentina, Venezuela y Cuba, Morales defendió lo que consideró “la revolución democrática en Latinoamérica, donde dijo que se ha puesto coto a “los saqueos de los recursos naturales y a las dictaduras militares”.
Además defendió el panorama político latinoamericano y recordó que “los guerrilleros del pasado hoy presiden Gobiernos”, como es el caso del actual presidente de Uruguay, José Mujica, o de la recién reelegida presidenta brasileña, Dilma Rousseff.
“Las revoluciones ya no se hacen con las armas sino con las conciencias de los pueblos”, subrayó Morales.
También anunció que aspira a convertir a su país en el “centro energético” de Sudamérica tras “recuperar” la explotación de sus recursos naturales mediante las nacionalizaciones en el sector.
Un proceso que, según explicó, ha logrado que el 92 % del beneficio derivado del sector energético vaya dirigido a los bolivarianos.
“Tan importante ha sido nacionalizar, que nos ha liberado de los chantajes del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional” (FMI), incidió Morales, que añadió que el Estado controla ahora servicios básicos como el agua, la telefonía y la energía.
Dijo que en la actualidad le invitan a acudir a universidades de Estados Unidos para “explicar el modelo contra el chantaje del FMI”.
Tras llevar a cabo estas nacionalizaciones, Morales defendió que Bolivia invierte los beneficios en energía solar -algo que aseguró que ya ocurre-, y el año que viene apostará por la energía geotérmica, con el objetivo de “exportar mil megavatios en 2020”.
“Exportar energía a otros países del entorno garantizará el crecimiento económico del país”, agregó.
Sobre la pobreza extrema, Morales se ha fijado como objetivo para 2020 reducirla hasta el 8 % aunque reconoció que se trata de un dato “conservador” ya que su verdadera voluntad es dejarla en el 6 %.
Tras cerca de dos horas de ponencia y encuentros con los medios y después de recibir algunos regalos de bolivianos residentes en Italia, Evo Morales abandonó el campus universitario para disputar un partido de fútbol con el director de la FAO, José Graziano Da Silva.
Morales permanece en Roma desde el pasado lunes y en estos tres días ha mantenido un encuentro informal con el papa Francisco y ha participado en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares, que ha congregado hasta hoy en la capital italiana a 200 representantes de un centenar de organizaciones de base de todo el mundo.
Además, ha mantenido una serie de encuentros con representantes de la comunidad boliviana en Italia y mañana, último día de su visita a este país, se reunirá con el Capítulo Roma del Grupo G77 mas China para hablar sobre nutrición. EFE