Inicio Breaking News Presidente Morales dice que EE.UU. e Israel no tienen “moral” para criticar...

Presidente Morales dice que EE.UU. e Israel no tienen “moral” para criticar a Bolivia

100
0
Compartir

LA PAZ.- El presidente, Evo Morales, afirmó hoy que EE.UU. e Israel no tienen “ética” ni “moral” para criticar la situación de los derechos humanos en su país y consideró que los gobiernos de esas naciones deberían ser “procesados por delitos de lesa humanidad”.
En un acto en la región andina de Oruro (oeste), Morales rechazó las sugerencias que EE.UU., Israel y otros tres países plantearon a su nación esta semana dentro del Examen Periódico Universal (EPU) sobre su situación de derechos humanos, un mecanismo regular al que se someten los estados miembros de la ONU.
“Los gobiernos de estos países deberían estar siendo procesados por delitos de lesa humanidad en el tribunal penal internacional de La Haya y no acepto ninguna observación, no tienen ninguna moral ni ética para observar ni hablar de libertad de expresión ni de la Justicia en Bolivia“, sostuvo el gobernante.
En el informe del grupo de trabajo del EPU sobre Bolivia, esta semana se conoció que Israel pidió al país andino “revocar o modificar normas legales que niegan o limitan los derechos de las personas en base a su orientación sexual e identidad de género”.
Asimismo, EE.UU. pidió reconocer que los medios de comunicación libres e independientes son esenciales para la democracia y que, por ello, debía “permitir a periodistas y medios operar sin miedo”.
Croacia sugirió “prestar más atención a los problemas relacionados con la independencia del proceso judicial” y Eslovaquia recomendó lanzar una reforma judicial con vistas a resolver problemas de acceso a la Justicia, las interferencias en los procesos judiciales y la acumulación de casos.
Éstas y otras sugerencias fueron rechazadas por la delegación boliviana que asistió al EPU, al considerar que “no están actualizadas o no reflejan” la “realidad” del país andino.
Morales criticó hoy las recomendaciones formuladas por “cinco países que son parte de las Naciones Unidas, a la cabeza de EE.UU. e Israel” sobre la libertad de expresión y la independencia judicial.
Aseguró que en su país “sobra libertad de expresión” y que la Justicia se administra con independencia.
Añadió que si la Justicia dependiera del Ejecutivo, él pondría a trabajar a jueces y fiscales “de 5 de la mañana a una de la mañana” para superar el problema de las demoras en los procesos penales.
Insistió en que no acepta críticas de EE.UU. sobre derechos humanos porque, según dijo, ese país “usa el Consejo de Seguridad” de las Naciones Unidas “para invadir países y adueñarse” de sus recursos naturales.
Agregó que tampoco admite que Israel le cuestione, por sus ataques entre julio y agosto en la franja de Gaza, que causaron más de 2.100 muertos, en su mayoría civiles palestinos.
“Entonces, ¿qué moral, que autoridad tienen los gobiernos de Israel y de EE.UU. para observar al gobierno nacional y (decir) que porque no hay libertad de expresión y no hay independencia de la justicia aquí se violan los derechos humanos?”, cuestionó.
A su juicio, estos comentarios sobre supuestas violaciones a los derechos humanos en países como Bolivia son “dirigidos” para “seguir satanizando” a gobiernos “anticapitalistas”.