Inicio Breaking News Sindicalistas y militantes de partidos podrán postular a la Defensoría boliviana

Sindicalistas y militantes de partidos podrán postular a la Defensoría boliviana

163
0
Compartir

El Parlamento boliviano, de mayoría oficialista, publicó hoy la convocatoria a postulantes para la Defensoría del Pueblo, en la que podrán participar sindicalistas y militantes de partidos políticos.

En una rueda de prensa, el vicepresidente del país, Álvaro García Linera, que también preside el Legislativo, señaló que la convocatoria, abierta a mayores de 30 años, se publicó en diarios locales y en las páginas web de la Vicepresidencia y del Congreso.

García Linera justificó que la Constitución “no establece como causal de prohibición” el que los postulantes militen en algún partido político.

Mencionó que los anteriores defensores del pueblo fueron “militantes de izquierda” que defendieron los derechos humanos durante las épocas de las dictaduras.

“Colocar una prohibición de que no puedan tener militancia sería un gran error, se estaría negando la historia de la defensa de los derechos humanos que vino de una militancia de base”, afirmó.

El vicepresidente también se refirió a la posición de la centrista Unidad Demócrata (UD), que se opuso a que se permita que puedan postular a la Defensoría antiguos dirigentes o actuales miembros de los sindicatos agrupados en la Coordinadora Nacional por el Cambio, aliados políticos del Gobierno de Evo Morales.

García Linera sostuvo que prohibir la postulación de militantes de alguna organización social “es un despropósito” y “un acto de discriminación que margina al 80 % de la población boliviana” que, según dijo, está organizada en algún tipo de gremio o asociación.

Por ello, acusó a la “derecha” de tener “una actitud de ignorancia de la historia y la realidad”.
Pese a las críticas de la oposición, también podrán postular las personas que no cuenten con título profesional, aunque, según el vicepresidente, los títulos serán tomados en cuenta como “méritos”.

Quienes hayan ocupado altos cargos en la administración estatal, incluidos exministros, exviceministros y exembajadores, en los últimos diez años no podrán presentarse a la convocatoria.

Tampoco podrán hacerlo quienes hayan sido candidatos en procesos electorales en los últimos cinco años.
Los aspirantes a la Defensoría deberán demostrar que tienen trayectoria en la defensa de los derechos humanos, que hablan “al menos dos idiomas oficiales del Estado” y que no estuvieron involucrados con “gobiernos de facto”, según la convocatoria.

Las postulaciones se recibirán entre el 9 y 18 de este mes y el 24 se difundirá una primera lista de habilitados para ingresar luego en una etapa de impugnaciones.

Cumplida esa fase, se publicará una nueva lista de habilitados que pasarán a la etapa de evaluación de méritos y entrevistas, a cargo de una comisión de diputados y senadores.

Está previsto que el informe de esa comisión se presente el próximo 7 de mayo para que el pleno de la Asamblea Legislativa elija al nuevo Defensor.

El actual ombudsman, Rolando Villena, concluirá su gestión de seis años el próximo 13 de mayo, en medio de duras críticas del Gobierno por cuestionar varias de sus políticas.

En los últimos años, el defensor boliviano ha denunciado, entre otras cuestiones, la violación de derechos de los pueblos indígenas, el incremento de la violencia hacia mujeres y niños, y el retroceso “general” de la democracia y los derechos humanos en el país.

Villena pidió esta semana al Gobierno y al Parlamento garantizar la independencia política del próximo defensor porque, a su juicio, de otra manera se hará un daño a la institución si resulta elegida una autoridad funcional con la Administración de Morales.