Inicio Breaking News Sindicatos encaminan la reforma legal para una nueva reelección de Evo Morales

Sindicatos encaminan la reforma legal para una nueva reelección de Evo Morales

177
0
Compartir

LA PAZ.- Los sindicatos aliados del presidente de Bolivia, Evo Morales, encaminaron hoy una reforma constitucional que habilitará su cuarta candidatura consecutiva en 2019, previa aprobación de la propuesta en un referendo que se celebrará en 2016.
Los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y la Confederación Sindical Única Trabajadores de Campesinos (CSUTCB) presentaron en la Vicepresidencia un proyecto de ley que reformará un artículo constitucional para que Morales busque la reelección.
La presentación fue realizada en ausencia de Morales, quien fue a Argentina para acompañar en actos de campaña al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, candidato oficialista a la Presidencia de ese país en los comicios de octubre próximo.
En paralelo al acto oficialista, los dirigentes opositores anunciaron que harán una campaña por el “No” en el referendo.
El líder de la COB, el minero Juan Carlos Trujillo, defendió que los movimientos sociales quieren que Morales y el vicepresidente, Álvaro García Linera, se presenten una vez más como candidatos en los comicios de 2019 para gobernar durante el período 2020-2025.
Subrayó que no se puede permitir que “la derecha vuelva a tomar las riendas del Estado boliviano” y por eso es importante una modificación parcial de la Carta Magna para “que el compañero Evo y el compañero Álvaro tengan la autoridad para ir a la reelección”.
Trujillo dijo que antes de Morales, la economía fue “desangrada” durante décadas y Bolivia fue considerado un país “mendigo” mientras “los gobernantes del pasado” se enriquecieron.
El máximo dirigente de la CSUTCB, Feliciano Vegamonte, que es militante del oficialismo, sostuvo que no interesa lo que diga la “derecha” porque Morales y García Linera merecen seguir, ya que “recuperaron la patria y nacionalizaron los recursos naturales”.
A su turno, el dirigente petrolero José Domingo Vásquez destacó que Morales hizo posible la Asamblea Constituyente de 2006 y “sentó en el banquillo de los acusados a los invasores”, en alusión al juicio planteado por Bolivia contra Chile por su demanda marítima.
El proyecto de ley presentado al presidente del Senado, el oficialista José Alberto González, establece la necesidad de una reforma parcial a la Constitución promulgada por Morales en 2009.
La reforma plantea en concreto que el artículo 168 permita un mandato y dos reelecciones consecutivas, en lugar de una.
Morales y García Linera iniciaron su primer Gobierno en 2006 (que duró cuatro años y no cinco como indica la Constitución), el segundo en 2010 y el tercero en enero pasado, de tal forma que si ganan en 2019, comenzarían un cuarto mandato consecutivo.
Sin embargo, Morales y sus seguidores sostienen que los mandatos deben ser contados desde 2010, porque ya corresponden al “Estado Plurinacional” fundado con la Constitución de 2009 y que el periodo previo era de la época republicana y no fue concluido, una argumentación que fue avalada por el Tribunal Constitucional.
Con ese razonamiento, que la oposición siempre ha rechazado, los actuales gobernantes estarían hoy en el período fruto de su primera reelección y en 2019 buscarían la segunda, que sería admitida con la reforma legal planteada por los sindicatos.
El gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) usará sus dos tercios en la Cámara de Diputados y en el Senado para aprobar esa norma, que debe ser sometida a control del Constitucional y después al referendo que se convocará en 2016, según previsiones oficiales.
El expresidente Jorge Quiroga (2001-2002) acusó hoy a Morales de dañar la democracia, anunció que hará campaña por el “No” y pronosticó que el pueblo rechazará en el referendo “el intento alevoso de cambiar reglas en beneficio de una persona”.
Remarcó que la “democracia es cumplir mandatos y dejar el poder” como lo hizo en su momento el líder Luis Inácio Lula da Silva en Brasil y como lo está haciendo la presidenta Cristina Fernández en Argentina, donde el candidato oficialista hoy es Scioli.
“El pueblo boliviano le va a mostrar al mundo entero que la Carta Magna no son trenzas del zapato del emperador Evo Morales y que no estamos de rodillas para permitirle enquistarse en el poder y que siga campeando la corrupción, el despilfarro en el Gobierno”, dijo.
Con lo de los zapatos, Quiroga aludió a unas imágenes difundidas hace poco en las que se ve a Morales ordenando a un escolta atarle los cordones de un zapato, lo que le valió una lluvia de críticas.
La oposición sostiene que Morales y sus seguidores encaminan el tema de la reelección para un cuarto mandato pocos meses después de iniciar el tercero debido al temor de que la crisis económica afecte el panorama político del país.